juego simbolico blanda de fruta Little Dutch

¿Qué es el juego simbólico?

Estoy segura de que en más de una ocasión habrás leído en blogs, artículos y tiendas términos como  juego simbólico o juegos de imitación, pero quizá no has entrado todavía a descubrir un poco más sobre todo lo que éste tipo de juego supone para el desarrollo de tus hijos ¡Te va a sorprender, tanto por lo que implica como por cómo evoluciona a medida que tu hijo crece y se desarrolla! ¡Comencemos!

Antes de nada, y para bajar los términos a un lenguaje más coloquial, te voy a dar una definición sencilla de qué es el juego simbólico: «hacer como si o pretender». Así es, el juego imitativo, es un juego que se inicia aproximadamente a los 18 meses de edad (y que durará durante toda nuestra vida) y por el cual mediante la utilización de símbolos (objetos u acciones) podrán ser cualquier persona o cosa y realizar cualquier actividad. Por ejemplo, ¿quién no ha visto montarse a su peque en una caja y verle conducir su «coche de carreras»?. La relevancia del juego simbólico en los peques es clave, ya que pone de manifiesto la capacidad del niño para imitar situaciones cotidianas y reales, poniéndose en la piel de otras personas distintas de si mismo.

Es un juego espontáneo, no reglado que permite desarrollar habilidades y por lo tanto la estimulación que venga del entorno es fundamental

Jean Piaget

 

¿Qué tiene de especial el juego simbólico?

Disfrutar de la fantasía

Si algo tiene de especial el juego simbólico, es el equilibrio y la mezcla entre realidad y fantasía. por un lado la imitación, como cuando juegan a cuidar a un bebé, tal y como pueden ver hacerlo a sus padres,   y por otro la fantasía, cuando mezclan sus rutinas con seres mágicos o escenarios fantásticos, por ejemplo se convierten en cuidadores de hadas. De esta manera en el juego simbólico los peques saltan constantemente entre lo real y lo fantástico.

Desarrolla el lenguaje

Sii, lo sé, todos los juegos lo hacen, pero el juego simbólico tiene algo especial, y es que los niños tiene que narrar las situaciones imaginarias que se han creado, nombrar amigos de juego, objetos y narrar historias, ponerle nombre a sentimientos, de manera que además de promover el lenguaje  estructura su pensamiento.

Habilidades sociales ¡A tope!

El juego simbólico evoluciona, como lo hace el niño,  si el tema os resulta interesante, prometo hacer un post explicando las diferentes fases del juego simbólico :). Comienza como un juego centrado en si mismo, después pasará a interactuar con sus personas de referencia (papás, hermanos, abuelos…) y a mediad que crezcan se vaya haciendo más compleja la mecánica del juego y el aprendizaje, establecerán este tipo de juego con otros niños, promoviendo las relaciones y sus habilidades para relacionarse: empatía, cooperación, negociación, roles sociales y pautas de conducta ¡Cuántas veces dirás: «da gusto verles jugar!, pues que sepas que además está aprendiendo a relacionarse en diferentes situaciones.

Creatividad, mucha creatividad

Aparece el pensamiento abstracto, por ejemplo como cuando juegan a tomar el té,  les hace imaginar situaciones y narrar historias, creando personajes y situaciones, lo que llamaríamos «out of the box» (fuera de la caja). Es un juego sin reglas ( mas que la propia historia vaya formando), sin requisitos básicos ni guías, solo el peque y su potencial creativo para desarrollar el juego.

Desarrollo de la cognición.

Algunos habréis arrugado la nariz al leer este término, pero lo vamos a explicar de una forma muy llana. El peque toa un palo (si, tan sencillo como una rama) y la convierte ( la de el simbolismo) de varita mágica, empizárrelo a jugar a ser un mago y hechizar hojas que va encontrando por el suelo. Para llegar a este punto, nuestro peque tiene que ser capaz de operar mentalmente con símbolos, es decir, representa en un mente un objeto (sustituyéndo al real) y lo emplea para su uso figurado (la varita hace magia) es decir, su mente tiene la suficiente plasticidad para transformar un palo en una varita y usarla para hacer magia, es decir habilidades COGNITIVAS.

En resumen…

Jugar es aprender, mucho más allá de lo que nuestros ojos de adulto nos permiten ver, por eso te invito a que como decía Emilia Reggio, veas la vida desde los ojos del niños. Jugar les da alas, potencia sus habilidades, mejoran su lenguaje, disfrutamos de nuestra compañía mutua.

¿Te ha gustado esta entrada en mi blog? Te leo en comentarios ¡Se aceptan sugerencias para futuros post!

Juego simbólico en Mano de Santa Oficial

2 disponibles




Tostadora de madera Little Ducth

24,95€

1 disponibles




Balanza de madera Little Dutch

17,95€

1 disponibles




Muñeca Blandita Rosa Little Dutch

15,95€

2 disponibles




 Muñeco Blandito Jim Little Dutch

15,95€

2 disponibles



bebe rosa little Dutch condos complementos fuera de la caja, gorro, manta, chupete, canastilla y biberón

Bebé Rosa Little Dutch

39,95€

2 disponibles


Bebe Jim Little Dutch web muñeco chico con todos los accesorios chupete, canastilla, manta, biberón lifestyle
Bebe Jim Little Dutch web muñeco chico con todos los accesorios chupete, canastilla, manta, biberón

Bebé Jim Little Dutch

39,95€


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.