ENVÍO GRATIS 🎁 EN PEDIDOS SUPERIORES A 39,90€
2 Cosas que no sabes, y deberías, sobre el calzado infantil - manodesantaoficial

2 Cosas que no sabes, y deberías, sobre el calzado infantil

calzado infantil babylobitos

Cada día resuena con más fuerza el término calzado respetuoso y también cada día vemos a más papás y mamás doblando zapatos en las estanterías de las zapaterías cuando van a comprar los mejores zapatos primeros pasos, pero ¿Sabes por qué es tan importante escoger bien el calzao minimalista para tu peque? A continuación te cuento 2 cosas que yo antes de ser mamá no sabía y que me hubiera gustado saber, vamos allá!

¿Cómo se sabe la talla pie bebé?


Una de las primeras cosas que debes de tener en cuenta es escoger la talla correcta, tanto si vas a comprar calcetines antideslizantes de bebé como zapatos primeros pasos, la talla es muy importante. Ni debe quedarle grande para aprovechar el zapato más tiempo, ni puede quedarle pequeño ya que no respetará el libre movimiento de sus deditos. Para tomar la medida correcta solo tienes que seguir estos pasos:

    • Coloca un folio en el suelo, que tu peque lo pise (debe estar de pie).

    • Dibuja la silueta de su pie con un rotulador.

    • Mide la longitud del pie desde el dedo más largo y hasta el talón y súmale 0,8 cm si lleva menos de 6 meses caminando o 1 cm si lleva más de 6 meses caminando.

    • Busca la equivalencia de esos centímetros en la guía de tallas de tu marca de calzado respetuoso favorita y ya lo tienes, ¡listo para vestir sus piececitos! Por ejemplo, si te fijas en los zapatos de babylobitos en nuestra web puedes ver la guía de talla, con las medidas del pie que corresponden a cada talla para que siempre aciertes con la medida.

    • Tip extra de mami: Mide SIEMPRE los dos pies y toma de referencia el de mayor medida ¡Que solemos tener un pie más largo que el otro!


Los zapatos de bebé no deben de sujetar el tobillo


Sí, lo sé, es todo lo contrario a lo que te han dicho siempre, pero los zapatos primeros pasos no deben de sujetar su tobillo ni ser rígidos. Quizá hayas escuchado algún consejo no pedido o te hayan dicho en alguna tienda poco actualizada “Como aún no camina, cómprale un zapato infantil que le sujete bien el pie y el tobillo, con refuerzo en el talón para que sea firme". Pues olvida todas y cada una de estas palabras, ya que no le estás haciendo ningún favor a su desarrollo motor.

Un zapato rígido aporta una estabilidad externa no natural, es decir, el zapato “realiza un trabajo” que debería de ir aprendiendo hacer nuestro propio cuerpo poco a poco. Los tobillos de nuestros peques se deben de fortalecer solos y aprender a sostener en equilibrio al cuerpo de nuestros peques.

Por esto cuando hablamos de calzado barefoot hablamos de calzado respetuoso, porque este tipo de calzado está respetando el desarrollo natural de su pisada sin interferir en su desarrollo natural. Y permite que sus tobillos estén libres y a sus nervios ir aprendiendo la posición natural respecto a los pies y al suelo, es decir, a desarrollar la propiopercepción, que dotará a medio plazo al bebé de un mejor dominio corporal y mayor equilibrio. Con el tiempo se caerá mucho menos y caminará con mayor seguridad!

¿Te imaginabas que un buen calzado respetuoso afectaba así al desarrollo de tu bebé? Es impresionante todo lo que podemos aprender de los más pequeños de la casa ¡Nada como acompañarles en su crecimiento!.

Si no conoces marcas de calzado respetuoso, en nuestra web tienes una selección genial adaptada a tus gustos y necesidades

¡Descubre el mejor calzado infantil respetuoso hoy mismo!

Dejar un comentario